Teatro Maliy

Es uno de los teatros más antiguos de Rusia fundado en el siglo XVIII en tiempos de Catalina II. En el edificio histórico en la plaza Teatralnaya, cerca del Teatro Bolshoi el teatro Maly se encuentra ya 190 años. En el siglo XIX fue el descubridor de la dramaturgia de Aleksandr Ostrovskiy, por lo que con el tiempo consiguió el título popular no oficial de la Casa de Ostrovsky. Actualmente, la escena principal del Maliy se reconstruye, pero el edificio de su filial en Bolshaya Ordynka, donde hoy actúa la compañía del Teatro Maliy, también es notable. La mansión en Zamoskvorechie decantada en las obras de Ostrovsky, en el pasado fue una de las primeras salas de cine de Moscú. En 1914 fue reconstruida para una   empresa teatral privada, nacionalizada después de la revolución, y en 1943 entregado al Teatro Maly. A diferencia del pomposo edificio en la plaza Tetralnaya, la modesta filial conserva el aura del viejo Moscú comerciante. El repertorio de Maliy que cumple la misión de teatro memorial se debe considerar de forma selectiva, orientándose  a los nombres de los actores-estrellas o a los espectáculos de directores invitados: Serguéi Zhenovach (El mal de la razón, La verdad es buena y la felicidad es mejor, Imaginario enfermo) y Adolf Shapiro (Hijos del sol).