Museo estatal Darvinovskiy

Nokolay Galkin/TASS

Una colección colosal de animales embalsamados, colocados en vitrinas   con paisajes geográficos detallados de fondo. Es perfecto para un  primer encuentro con los museos. A los niños les encantará: no importa qué está escrito en la etiqueta, porque de la vidriera de cristal te miran cientos de criaturas de aspecto peludo, con colas y dientes: roedores, zorros, lobos y muchos otros. El museo ocupa varios pisos, cada uno de ellos demuestra las maravillas de la evolución, las mutaciones y otros procesos importantes. El museo cuenta con una vidriera interactiva “Los reptiles del Cretácico” que muestra los modelos de dinosaurios, que varias veces por hora se ponen en movimiento. La exposición está diseñada de tal forma que los visitantes se encuentran en el desierto, en el bosque, en el fondo del océano. Mejor de todo están representadas las zonas climáticas de Rusia y la antigua Unión Soviética. El museo tiene excursiones guiadas, se celebran periódicamente clases magistrales, funciona el Centro interactivo de Investigación “Conócete a ti mismo - conoce el mundo", donde los niños con sus padres pueden ver insectos en un microscopio o hacer una molécula de ADN. Aquí también hay pesas maravillosas que permiten medir el peso del visitante en gatos, ratones y elefantes.