Parque acuático Kva-Kva park

Es uno de los parques acuáticos que trabajan todo el año más viejo y comprobado por el tiempo en Moscú, donde los visitantes vienen con toda la familia para un día completo. Una gran cantidad de toboganes y atracciones acuáticas desde una piscina para los niños hasta el Agujero Negro, a que tienen miedo los adultos, situado a una altura de 20 metros. Se puede  enviar a los niños más pequeños de forma segura a la piscina de olas que simula un mar agitado, y al “Pueblo infantil” con unas colinas suaves, tiro con pistolas de agua, fuentes y cascadas. El centro infantil  parece un parque al aire libre del cual se vierte agua calentada a una temperatura de +33 a todos lados. Mientras que los adultos vuelan de los toboganes altos, los niños están atendidos por instructores que les explican cómo bajar mejor de la altura. Después de bajar de los toboganes se puede ir al spa con sauna y masaje para los niños, y después al restaurante Etazh con un menú familiar.