Teatro Rincón del abuelito Durov

Nikolay Galkin/TASS

El antiguo teatro-zoológico de Moscú abierto en 1912 por el gran adiestrador, payaso, escritor, científico de psicología animal, fundador de la famosa dinastía de circo Vladimir Durov. El Rincón del abuelito Durov sigue practicando su método humano de adiestramiento de animales: sin látigos y palos. "La crueldad degrada, sólo la bondad puede ser bella", dijo Dúrov. Pequeños espectadores ya más de 100 años devuelven su amor al teatro. La mayoría de los moscovitas comenzaron su vida teatral y de circo con una visita al teatro de animales. Incluso abuelas y abuelos de los actuales residentes de la capital llegaron aquí en su infancia para ver el espectáculo Ferrocarril de ratones y con entusiasmo observaban como por rieles verdaderos, pero muy pequeños, anda un tren pequeño con unos cincuenta actores de cola. Ferrocarril de ratones y ahora hace feliz a los niños. El edificio del teatro se ve igual que después de su construcción en 1894 por el arquitecto August Weber. Pero el teatro, por supuesto, se aumentó. Hoy en día aquí existen Sala grande y Sala pequeña, así como un museo. En los espectáculos de la Sala grande actúan animales grandes y depredadores: elefantes, hipopótamos, leones, tigres, focas, y en la Sala pequeña se llevan a cabo actuaciones con la participación de pequeños artistas mullidos de colas y plumas.