Filarmónica Rostropovich

Pavel Novikov/Welcome2018.com

La filarmónica de Nizhny Nóvgorod, llamada también Sala de conciertos del Kremlin, es el principal lugar de conciertos de Nizhni Nóvgorod y uno de los centros de la vida musical de Rusia. Justamente aquí, en 1962, Mstislav Rostropovich (la filarmónica lleva su nombre desde el año 2004) organizó en la URSS el primer  y sensacional en aquel momento, festival de música contemporánea, en el cual se realizó el festival de obras de Dmitri Shostakovich (el único en vida del compositor) y el primer festival del mundo dedicado a las obras de Alfred Schnitke.  Rostropovich por primera vez actuó como director de orquesta en Nizhni y Shostakovich por única vez, en el escenario de la filarmónica, dirigió esta orquesta sinfónica. Dicha legendaria orquesta es conocida por sus múltiples grandiosos estrenos: fue la primera en el mundo de reproducir las obras de Aram Khachaturian, Tikhón Khrennikov, Rodion Shchedrin, Georgiy Sviridov y otros compositores contemporáneos. En diferentes tiempos junto con la orquesta aparecieron en escena grandes estrellas como Genrikh Neygauz, Sviatoslav Richter, David Oystrakh, Galina Vishnevskaya. Bajo la dirección de su actual director artístico, Aleksandr Skulskiy, la orquesta ha recorrido el mundo y recibe anualmente a famosos músicos extranjeros en el país.

El principal evento musical de la filarmónica hoy, es el Festival Internacional de las Artes   A. D.  Sakharov "El arte de Rusia y el Mundo", que se celebra cada dos años , durante más de veinte años. El Festival, por primera vez en Rusia, fue admitido en la Asociación europea de festivales de la UNESCO, que reúne semejantes eventos de 56 países. Los tradicionales invitados del Festival de Sakharov son Vladimir Spivakov y su orquesta "Virtuosos de Moscú", Yuriy Bashmet con los "Solistas de Moscú", el cuarteto   Borodin, el pianista Denis Matsuev. Las entradas para los conciertos del Festival se acaban en los primeros días de ventas. Además, desde el año 1958 anualmente se llevan a cabo las temporadas caritativas filarmónicas de verano, cuando durante varias semanas se llevan a cabo conciertos gratuitos de música sinfónica. Otro evento más de caridad a gran escala es el festival anual "Nuevos nombres" para los músicos jóvenes, los ganadores de dicho festival reciben becas nominativas.