Gavrosh

Andrei Terebilov/Welcome2018.com

Imitación de los braseros franceses con todo lo necesario para tal lugar: paredes pintadas del tradicional color ladrillo, azulejos bicolores en el piso, sillas a la Venecia, servilletas de papel sobre las mesas - dibuja cuanto quieras, música típica francesa en los servicios higiénicos, los fiestas de los viernes por la tarde con música de acordeonista.   La cartilla también recuerda a Francia: sopa de cebolla, kish, crepes rellenos de diferentes ingredientes, caracoles, ranas, buenos pasteles de Elsa y mucho vino, las instrucciones para escoger se encuentran colgados en la pared.  Periódicamente aquí se organizan interesantes promociones, como el festival de la terrina. Los clientes que nos visitan son: todos a quienes les gusta reuniones tranquilas con la melodía de Edith Piaf - mas que nada parejas enamoradas, quienes buscan aventuras románticas.