Esculturas de bronce

Pavel Novikov/Welcome2018.com

Al comienzo de la ulitsa Bolshaya Pokrovskaya, frente a la ploshchad de Minin y Pozharski, los visitantes son recibidos por una escultura de un policía bigotudo con uniforme del siglo XIX. Este no es el único habitante de bronce de Pokrovka, a lo largo de la calle se encontrará con un limpiador de zapatos, un fotógrafo con un perro, una pareja cariñosa, un cartero, un mayordomo y un pequeño violinista... A este último lo secuestran por el arco del violín. Entre las esculturas más populares por los turistas, a juzgar por los abrazos, son el monumento al actor Yevgueni Yevstigneyev (graduado en la escuela de teatro local), sentado en un banco cerca del teatro y también la escultura de una cabra feliz que lleva el mismo nombre del festival de los sketches de teatro.