El expendio de los Chekhov

Valeri Matitsin/TASS

El primer de los lugares de Chekhov de Taganrog no se puede pasar de largo. A los visitantes del museo insólito encuentra el manto "Té, Azúcar, Café y otros artículos coloniales". Pavel Chekhov, el padre del escritor, llevó su familia a este edificio en 1869 abriendo el expendio en el primer piso, en el que se podían adquirir perfumes, dulces, jabónes, víveres curados al humo y hasta iconos.  El té y el café al peso en el expendio se pueden comprar hoy también. La exposición del museo se ubica en el segundo piso. Precisamente allí pasaron su infancia y los primeros años adolescentes de Anton Pavlovich. Las fotografìas familiares, el interior y los objetos de uso corriente de tiempos de la infancia de Chekhov son de interés.