El monumento a Aleksander I

Valeri Matitsin/TASS

El monumento al emperador Aleksander I fallecido en Taganrog fue erigido poco después de su muerte en 1831. Los maestros rusos aventajados Ivan Martos y Avraam Melnikov trabajaban en el proyecto financiado por la familia imperial de los Romanov. Por orden de la viuda del emperador la escultura fue colocada en el centro de la plaza actual Aleksandrovskaia.  Precisamente aquí se encontraba el monasterio, en el que se celebró la misa de cuerpo presente del soberano. En 1920 el monumento fue desarmado y destruido, pero al 300 aniversario de Taganrog en 1998 fue restaurado según los dibujos conservados. Es interesante que hasta 2014 la estatua de Taganrog fue el monumento a Aleksander I único en Rusia.