El monumento a Pedro I

Mikhail Mordasov/TASS

Siendo la ciudad de la gloria de Pedro el Grande, en las batallas por la cual maduraban el autócrata y sus allegados, la ciudad de Azov simplemente no podía prescindir de un monumento en honor del emperador. El monumento al gran emperador ruso fue inaugurado en 1996 para tercer centenario de la flota rusa. Los autores múltiples dirigidos por los escultores Oleg Komov y Andrei Kovalchuk representaron Pedro-el general, aún joven, pero ya con sentido de finalidad y perseverante.