Zoológico

Valeri Matitsin/TASS

El zoológico de Rostov ocupa un territorio de unos 00 hectáreas es uno de los zoológicos más grandes en Rusia y el lugar de descanso preferido  de muchas generaciones de los ciudadanos. A su visita hay que dedicar todo el día. La colección de los animales es muy representativa. Entre los favoritos del público son la osa blanca Kometa, el tigre del Amur Ustin, el leopardo de Lejano Oriente Amur (la población de estos animales en el mundo cuenta con unos 80 ejemplares) y la elefanta Sitara. En abundancia hay también las aves rapazes, los monos y los ungulados. Recientemente a "los habitantes antiguos" del zoológico se adhirió la familia de puercos espínes radicada en la jaula abierta especial.