Kazachi kuren

Mikhail Mordasov/TASS

En "Kazachi kuren" en el malecón de la orilla izquierda del Don se van para el colorido del Don. Aquí literalmente todo está impregnado de él. El interior está en el estilo de isba de cosaco tradicional. En el restaurante hay tres salas – el Jardín, la Isba y la Veranda. Las visitas al umbral acogen los cosacos y las mujeres de cosacos como si bajados de las páginas de la novela "Tikhi Don". 

La cocina en "Kazachi kuren", por supuesto, es de cosaco también – la comida simple, casera, abundante que se cocinaban de antiguo en la tierra del Don. A la cena aquí se recomienda tratar a fondo: sin tener prisa de deglutir la sopa de pescado caldosa con la carpa, el pato  adobado en la miel, salchichas de cosaco con ajo, especias y pepino en salmuera, la carpa rellenada con verduras y setas, acipenser al brasero, galantina tradicional, kurnik, frisuelos y pasteles.

Con salazónes de barril caseros va bien el aguardiente casero-khlebnik en eneldo, pimienta y ajo. Y para los aquellos para los cuales khlebnik es muy espiritoso se ofrecerán a unirse al vino el Don histórico – la primera mención de la variedad de uva famosa llamada Krasnostop Zolotovski se refiere a principios del siglo XIX.