Mishka

Serguéi Konkov/TASS

No deambular mucho tiempo por los bajos del puente Anichkov. Estudiantes del último curso y los que se sienten estudiantes tras 20 años después de su graduación bailan, beben y ligan al son de la música que pone los mejores DJs y músicos de ambas capitales rusas.