Koriushka

Sergéi Konkov/TASS

A pesar de que este restaurante panorámico está ubicado en planta baja, y no en las alturas, las vistas desde el Koriushka parecen de tarjeta postal: se ve el lado oriental de la isla Vasilievski, la naberezhnaya Dvortsovaya y, por supuesto, el río Nevá. Su decoración interior está compuesta por filas de sofás, sillas multicolores, muchas flores y camareros, la mayoría de sus visitantes son turistas, futbolistas, hombres de negocios. El pescado principal recién sacado de las aguas de San Petersburgo, en cuyo honor el restaurante lleva su nombre, lo se sirven durante todo el año y de todas las formas posibles: asado en pan rallado, o sin este, adobado o ahumado. Para acompañar al eperlano, está la shaverma con salsa sazibeli, mamaliga (mazamorra cocida dura) con queso, algunas variedades de jachapuri y khinkali.