Vinostudia

Sergéi Konkov/TASS

En San Petersburgo hay algunas Vinostudias, esta es la primera y la más representativa. Una sala enorme está toda llena de estanterías metálicas llenas de botellas. En la sala, como no es de sorprender, hay muchos estudiantes, todos con las copas. La carta de vinos hay imágenes y explicaciones pequeñas, y el vino se sirve en porciones de 125 ml, 375 ml y en las botellas. Y los precios en esta carta son tales que, pareciera que cualquier bebida está al alcance.