Garçon

Serguéi Konkov/TASS

Todas las panaderías Garçon están diseñadas de igual forma: las camareras en los vestidos de marrón "escolares" con colarínes de nieve, en el aire percibe el olor de cacao y panecillos, en el mostrador están los mismos panecillos, cruasanes, chaussons (fr.), kishi, baguettes (fr.), fougasses (fr.), bocaditos de nata, merengue, opera, macarrones y otros delicias del arte de pastelería y de panadero francés.