Double B

Serguéi Konkov/TASS

De todo el surtido de la red de Moscú de las cafeterías Double B, de las cuales ahora y en San Petersburgo hay varias, a los visitantes más que todo les gusta el latte de salvia y raf-café de lavanda. Aunque el café ordinario aquí es excelente –los propietarios escrupulosamente eligen lo mejor de lo que se puede encontrar en las plantaciones de Etiopía, Kenia y Salvador y casi brujean en cada taza.