Ket

Serguéi Konkov/TASS

¿Quién no ha visitado este restaurante georgiano en los últimos veinte años? Las paredes del pasillo están decoradas con fotos de invitados famosos, así como numerosos autógrafos y recuerdos de los aficionados a la comida georgiana.  Los camareros cantan a veces por las tardes y cuando tienen tiempo reparten por las mesas suluguni hervido con menta, jinkali, sopa georgiana, shashlik y dolma.