Almirantazgo Kronstadt

Asjat Bardynov/Welcome2018.com

El Almirantazgo apareció en Kronstadt por decreto de Catalina II: "Traed el almirantazgo de la capital a Kronstadt". Esta decisión se tomó después de que el edificio del Almirantazgo de San Petersburgo se quemara en 1783. El mando de la construcción del Almirantazgo en Kronstadt lo llevaba el comandante del puerto local, Samuel Greig. El plano de construcción se aprobó en 1785 y para el año 1797, en el marco del proyecto, se levantaron un molino, una hilandería de cable, una fábrica de azúcar, tiendas de alimentos, cobertizos silvestres y de carbón hechos de piedra, un canal de paso, varios talleres de vela y pabellones oficiales y otros corpus del servicio. En 1799 esta construcción atrajo al gran arquitecto ruso Vasili Bazhenov, quien supervisó la construcción de los siguientes proyectos. Ahora los edificios del Almirantazgo ocupan la quinta parte de toda la ciudad y todo el complejo está protegido como patrimonio cultural. La entrada principal al recinto se encontraba en la ploshchad Yakornaya, donde se alza la catedral naval de San Nicolás. Hoy en día es el Ministerio de Defensa, por lo que es poco probable que pueda acceder fácilmente al recinto, por lo que para observar y estudiar los edificios tendrá que ser desde la orilla opuesta al canal.