Estación de tren

Vladimir Smirnov/TASS

La primera atracción turística de Samara, para los que llegan en tren, una especie de tarjeta de visita de la ciudad. El edificio de la estación moderna fue construida durannte varios años: las obras empezaron en 1996 y finalizó en el año 2001. A  cargo de la construcción estuvo la empresa "Volgatransstroy" según el proyecto del arquitecto de Samara Yuri Khramov. La altura de la estación de tren de Samara es de 101 metros, incluyendo el chapitel. Las impresionantes dimensiones exigen técnicas únicas de instalación: para la instalación del chapitel en la cúpula de la estación, los constructores tuvieron que utilizar el helicóptero MI-8.