La Plaza de la Gloria

Sergei Savostianov/TASS

Desde una  de las principales plazas de la ciudad se abre una vista panorámica hacia el Volga Aquí se estableció el monumento a la gloria_ un pedestal de 40 metros de altura con la figura den un obrero de trece metros de altura, sosteniendo en las manos alas estilizadas. Durante la segunda guerra mundial, Samara hizo una contribución muy importante en el desarrollo de la aviación rusa: en las fábricas locales producían los legendarios aviones de guerra IL-2,  llamados por los alemanes "muerte negra". La tecnología militar, creada por las manos de obreros e ingenieros de la ciudad en el Volga, fue utilizada prácticamente en cada importante operación militar. Los fondos para la instalación del monumento fueron reunidos por todos los ciudadanos. Hoy el monumento, es uno de los símbolos mas importantes de Samara Un poco mas allá se encendió el Fuego eterno en memoria a cientos de miles ciudadanos de Samara, los que lucharon por su patria durante la segunda Guerra Mundial. Al frente - esta el edificio del gobierno de la región de Samara, al que los ciudadanos denominan «La casa blanca».