Terrario de Adler

Artur Lébedev/TASS

Uno de los primeros modernos terrarios en la costa del mar negro, se aperturó en Adler en el año 2000. En un pequeño territorio, en el terrario se han reunido no solo reptiles, sino otros habitantes de los trópicos. En enormes jaulas corretean monos y lémures, gritan loros y tucanes, descansan perezosos y cocodrilo del Nilo, nadan tortugas y ranas, se arrastran serpientes y lagartos.   Aquí realizan excursiones, donde se puede conocer la diversidad biológica del hemisferio del sur y alimentar a los animales. Los especialistas del terrario también dan consultas sobre como cuidar a los reptiles y anfibios en casa.