La hacienda de truchas

Aleksander Demianchuk/TASS

Uno de los lugares obligatorios al visitar la zona de Adler de Sochi es la fábrica dedicada a la cría de truchas que se ubica por el camino a Krasnaia Poliana. Aquí en los estanques con agua más limpio - precisamente en este agua vive la trucha - baten miles de peces de variedades diversas, incluso la trucha arcoìris "Adler" y "Adlerskaia yantarnaia" criada de Sochi. 

Ahora es la fábrica única en Rusia provista de alevinos y huevas para criar a otras acuiculturas del país. Se acogen aquí las turistas también realizando las visitas por la acuicultura y contando todo la producción de "la pez zarista". La alimentación de los peces enormes del rebaño de matriz en los estanques abiertos es la accion especialmente apasionante. 

Una parte obligatoria del programa es la comilona en la sala de degustación. En la tienda de fábrica se puede comprar la pez viva, así como la comida preelaborada y el caviar.