Playas salvajes

Artur Lébedev/TASS

Los ciudadanos de Sochi, por nada cambiarían la playa salvaje, ni por el mas cómodo. Para llegar a la mayoría de   playas salvajes, tendrán que pasar, a veces mas de un kilómetro, por grava y arena, o a lo largo de las líneas de ferrocarril, o también viajar en vehículos todo-terreno. Pero el placer de relajarse en un lugar como este, según la opinión de los habitantes locales, vale la pena. No hay cabinas para cambiarse, sin duchas, sin comercio - solo mar y orillas. De tumbona le servirá la toalla, la única defensa del sol, su sombrero. Pero, puede ser el único, en un territorio de cientos de metros y en el agua no encuentras a nadie, a excepción de habitantes del mar. Se considera que los lugares lejos de la civilización, son los mas limpios. Justamente a las playas salvajes, los ciudadanos de Sochi, llegan de picnic, son elegidos por los nudistas y los turistas independientes ponen sus tiendas de campaña.