Casa-museo «Dacha de la la cantante Barsova»

Serguéi Bobylev/TASS

La dacha (casa de campo) de la famosa cantante de opera Valeria Barsova, se esconde entre el denso jardín verde, casi en la orilla del mar. Después de terminar su trabajo en el teatro Bolshói en el año 1947, Barsova, a quien llamaban «ruiseñor ruso», llegó a Sochi y decidió construir su dacha, donde podría abrir un estudio de vocal y opera. Ella logró realizar su idea, los arquitectos Igor Lublinsky y Nikolay Trishkin, le ayudaron a construir una casa de dos pisos. Durante 20 años la cantante, varios meses al año vivía en Sochi, daba clases realizaba tardes artísticas y encuentros.  Entre sus visitas estaban la bailarina Galina Ulanova, cantantes Leonid Utesov y Ivan Kozlovsky, compositor Dmitry Kabalevsky, cantante Maria Bieshu.

En el año 1955, la cantante vendió parte del jardín y casa. Después de su muerte en el año 1967, la propiedad lo heredó la ciudad y en la antigua mansión  se instaló la escuela infantil de arte. Casi 20 años después, en la casa de la cantante, reconocida como monumento de historia y cultura, se inauguró el museo en su honor.  Hoy, aquí se reúnen profesionales artísticos y realizan excursiones para los turistas.