Cañón Mamedovo

Artur Lébedev/TASS

Este rincón del parque nacional de Sochi, se encuentra en el valle del río Kuapse, la que como aplastada entre los cerros - Asheysky y Bezymianny -  se ahoga en el matorral de robles, castaños, carpes, helechos.

El valle tiene este nombre, gracias al héroe local de una epopeya al viejo Mamed, quien al igual que Ivan Susanin, condujo a los enemigos al bosque impenetrable, salvando de esta manera a sus vecinos aldeanos. 

El paso al cañón bloquea un atasco de piedras, donde empieza un sendero equipado.   Por ella , cerca a una pequeña gruta, se puede pasar a un estrecho corredor de rocas.  El río que corta las montañas hacia el mar, aquí prácticamente creó un arco: a la altura de tres metros las paredes del cañón se únen. Después del túnel el cañón, bruscamente, se amplía y se abre la llamada «Sala blanca», lavada en la curva del río y recibió su nombre debido a la piedra caliza.  En una de las paredes de la «sala» desde una altura de mas de diez metros, chorrea una cascada, llamada popularmente «Barba de Mamed». Cerca se encuentra otra cascada, que forma una pequeña fuente «Baños de Mamed» Mas al fondo en el cañón hay una cascada de tres fuentes para bañarse, los habitantes locales las llaman fuentes de salud, belleza y amor. Desde allí, el sendero se eleva y regresa a los caminantes al campo Orejovka.