Cueva de brujas (aúl Kalezh)

Artur Lébedev/TASS

En la región Lazarevsky de Sochi se encuentra la , hasta hoy poco estudiada, cueva de brujas, que atrae a intrépidos turistas.  Aquí se puede llegar en automóvil o con el grupo de excursión, y los que deseen visitar la cueva, tienen que estar preparados para nadar. Por ahora se sabe que, la longitud de la cueva, desprovista de los tradicionales estalactitas y estalagmitas y que consta de  un túnel de ancho cerca a dos metros y altura cerca a un metro y medio- es aproximadamente de 80 metros. Parcialmente inundada, el agua de la cueva nunca se seca, tiene una profundidad desde varios centímetros a un metro.  Nadar a lo largo del pasillo principal se puede cerca a 75 metros, el camino está bloqueado primero por un pequeño sifón y luego por un segundo, que hasta ahora nadie lo ha superado. Es lo que limita la posibilidad de estudiar este extraño lugar. Según una leyenda local, la longitud de la cueva es de 12 kilómetros, sale hacia afuera en la región del aúla Bolshoe Pseushko. Supuestamente, este pasaje en las montañas, ayudó a  las tribus locales salvarse de la invasión de los enemigos. Por que la cueva en la región Lazarevsky de Sochi, tiene un nombre intrigante relacionado con fuerzas malignas, nadie lo sabe Pero, cuantas variantes hubieran, no se puede refutar o confirmar mientras no se investigue toda la cueva.