Instalaciones de baños en Matsesta

Serguéi Bobylev/TASS

La gloria de balneario de Sochi empezó con las aguas de sulfuro de hidrógeno, fuentes abiertas que se encuentran en Matsesta. Agua blanquecina con un característico olor fuerte, que ayuda a mejorar la salud de miles de turistas y habitantes de Sochi. Los primeros complejos de baño al aire libre, fueron establecidos en las orillas del río Matsesta a principios del siglo pasado. En los años 1930, durante la activa construcción de sanatorios y centros de salud en Sochi, apareció aquí el complejo de edificaciones de baños y el año 1940, se inauguró el palacio de curación con agua.  Hoy los habitantes  llegan a ver dos  edificios semicirculares con columnas en la fachada, unidas por un edificio central con amplios pasadillos, baños y habitaciones de descanso, con parque y macizos de flores alrededor. Para someterse a un tratamiento de «agua  de fuego» - así se traduce  del idioma de Adigueya la palabra «matsesta» - se puede no solo en el edificio central, sino en cinco centros de curación con agua y casi 70 sanatorios y casas de descanso de Sochi.