Khmeli Ice Suneli

Mikhail Mordasov/TASS

Subiendose en el teleférico apareces en el local serio con la cocina georgiana minimizada, con los camareros disciplinados y la sensación de la vida extranjera, la verdad, en qué país precisamente te encuentras no se logra comprender. El sabor sólito de la cocina del sur se matiza del frío de los interiores, el servicio europeo y el habla extranjero por todos lados – "Khmeli Ice Suneli" está bien considerado de los visitas de todo el mundo. 

Aquí es necesario hacer el pedido de las especializaciónes georgianas sólitas – los platos numerosos al brasero, khachapuri, rodajas de berenjenas y pan casero. En la carta hay posiciónes europeas y rusas a modo de borshch y sopa de cebolla y hasta la rúbrica especial para los vegetarianos. Y aún aquí se alimentan con confitura excelente, por ejemplo, de mandarina, feijoa y acerolo. La mitad de los platos calientes se sirve en los pucheros de hierro colado. 

En el restaurante está abierta la veranda enorme en la que es bueno tomar los vinos locales y mirar a los domingueros.