Shafran

Iekaterina Jachanova/Welcome2018.com

Restaurante de cocina oriental, con el interior correspondiente: almohadas de colores bordadas, lámparas de cristal de todos los colores, telas de colores, zonas privadas, todo brilla, reluce, en el aire está el olor de las especias. Hay una sala principal – donde hay mucha gente y es más clara, hay zona chill-out (zona de relajo), donde hay paz y penumbra.

A pesar de su nombre y orientación oriental, aquí se puede comer de todo. Arenque ruso con patatas, junto con rodajas de berenjenas del Cáucaso y un surtido de ”visita de Ucrania”, varios tipos de tocino. Platos notables - sadzhi de Azerbaiyan para varias personas, por ejemplo, con cordero y verduras.