El monumento al Mariscal Vasili Chuikov

Aleksander Zelikov/TASS

El monumento aVasili Ivanovich Chuikov, al Mariscal de la Unión Soviética, dos veces Héroe de la Unión Soviética está ubicado en la calle nombrada en su honor, no lejos del museo-panorama "Batalla de Stalingrado". Este lugar no fue elegido por casualidad. Durante la batalla de Stalingrado 62ª  Ejército bajo el mando del teniente general Chuikov defendía malecón y a la parte central de la ciudad. Por la calle Mariscal Chuikov pasaba la primera línea de defensa de la 62 ª Ejército. Aquí se estaban librando combates especialmente amargos por la salida hacia el Volga. El teniente general Chuikov fue dadao la orden de la mandar el frente – defender Stalingrado a cualquier precio. A Chuikov se pusieron las esperanzas grandes  El teniente general decisivo, fuerte, tenido el horizonte estratégico considerable y sentido de responsabilidad alto cumplió la orden.

Precisamente aquí, en Stalingrado, el teniente general Chuikov introdujo tácticas de combate próximo. Con su nombre se vinculan la aparición de grupos de asalto especiales, el ataque de los cuales se distinguía la imprevisibilidad para el enemigo. Posteriormente, Vasili Chuikov, el que se llamaron "general-asalto", utilizó esta experiencia en la toma de Berlín.

Después de la guerra Chuikov ha sido el primer consultor militar de la construcción del monumento-conjunto único "A los Héroes de la batalla de Stalingrado" en Mamaev Kurgan. Aquí mismo, en la plaza de Tribulación de Mamaev Kurgan, él fue enterrado.

El monumento al Mariscal Chuikov por su hijo, el escultor Aleksander Chuikov  fue inaugurado el 7 de mayo de 1990, en la víspera del 45 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria. La figura monolítico del comandante general de ejército está vuelta hacia Volga, tras de elcual para él y sus soldados durante la batalla de Stalingrado no había la tierra. Alrededor hay algunos hiladas de ladrillos, simbolizadas las batallas urbanas de los  grupos de asalto del comandante de 62 ª Ejército y las versos de sus memorias: "Hay en la gran Rusia la ciudad a la que está entregado mi corazón... Él entró en la historia como Stalingrado".