Monumento "Unión de los frentes"

Sergei Grigorenko/Welcome2018.com

El 23 de noviembre de 1942 se unieron cerca de la esclusa №13 las tropas de ataque soviéticas del Suroeste y Stalingrado. Después de una violenta lucha consiguieron rodear al grupo de 330.000 soldados de las tropas fascistas alemanas en la zona de Stalingrado. Esta fue una de las principales victorias del ejército soviético durante la Gran Guerra Patria. En honor a la exitosa ejecución de la operación "Anillo", en 1953 se levantó un monumento llamando "La unión de los frentes", obra del legendario escultor Evgueni Vuchetich, autor del conjunto Mamáyev Kurgán.  Los arquitectos del monumento son Leonid Poliakov y Leonid Diatlov.  La altura de la escultura que representa a un grupo de soldados es de 16 metros. Se trata de cuatro combatientes: un artillero en la moto, un guardia de caballería, un soldado de infantería y un tanquista. Hay una inscripción en el monumento: "Nuestros descendientes nunca olvidarán la grandeza del espíritu y la valentía de los soldados rusos a orillas del Don y del Volga. Durante la batalla contra las tropas fascistas alemanas se distinguieron las siguientes brigadas de tanques: 19, 45, 69, 157, 102, la 14a de artilleros en las motos y la 36 mecanizada". El monumento se encuentra en una colina de 11 metros de altura. Para su elevación se utilizó la tierra sacada durante la construcción del canal Volga-Don. Al pie del monumento va una larga escalera. Junto al monumento hay una cruz de Cirilo y Metodio, obra del escultor Viacheslav Klykov, en memoria a los soldados que perdieron la vida.