Segunda torreta

Alexander Zélikov/TASS

La segunda torreta se encuentra en la calle Sovetskaya, entre los edificios de la universidad estatal tecnológica de Volgogrado. Desde aquí se vé bien todo el territorio entre el molino de Gergardt y la casa de Pavlov. Comparando la posición de esta torre con la anterior, se puede entender como el frente, en este lugar, sobresalió del Volga, llegando a barrios residenciales por la calle Penzenskaya, que alguna vez paso por aquí. Y que tan pocas fueron las distancias, que dividían la línea de enfrentamiento de dos ejércitos desde las orillas del Volga - principal arteria de transporte fluvial de la parte europea de la Unión Soviética, del cual las fuerzas fascistas anhelaban apoderarse.

La táctica de lucha callejera, desarrollada por el comandante Chuykov en Stalingrado, mas tarde fue aplicada con éxito, durante toda la guerra liberando las ciudades. En el libro «La batalla del siglo» el jefe militar escribió: «En primer plano, en mis pensamientos estaba el soldado». El es el participante principal de la guerra. A veces, él conoce la psicología del  soldado enemigo, mejor que los generales, quienes observan la formación de batalla del enemigo desde el punto de observación.

Una vez, revisando las tropas, Chuykov notó a un artillero-franco tirador Gabriel Protodiakonov, quien estableciéndose en una una zona neutral, logró causar daños considerables a los tanques enemigos. El general utilizó la experiencia del soldado y ordenó a sus divisiones, a lo máximo acercarse al enemigo, reduciendo la línea neutral hasta una distancia para poder lanzar granadas. Este acercamiento redujo , prácticamente a cero, la acción de la aviación de Hitler: las bombas alemanas caían a trincheras vacías o destruían su propia posición.

Otra táctica del comandante Chuykov, que prácticamente, decidió el resultado de la lucha callejera - fue la aplicación de grupos de asalto. Enviaban un pequeño número de combatientes experimentados - de 20 a 50, incluyendo zapadores, exploradores, dinamiteros de tanques. Estos grupos se utilizaban para la toma de edificios y destruir las fortificaciones de las posiciones enemigas, dentro de los límites de la ciudad. La llegada repentina, era la gran ventaja de estos grupos de asalto. Además, sus participantes estaban listos para el combate, lo que los invasores nazis trataban de evadir.