Balón al centro

Balón al centro
Evolución del obús de fútbol
Balón al centro
Evolución del obús de fútbol
E 9 de noviembre la compañía Adidas en Moscú presentará el balón oficial de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018TM. El portal welcome2018.com recuerda los anteriores balones de los campeonatos del mundo.
E 9 de noviembre la compañía Adidas en Moscú presentará el balón oficial de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018TM. El portal welcome2018.com recuerda los anteriores balones de los campeonatos del mundo.
Piel de zapa
Si mostramos ahora a una persona el balón que fue usado en el Campeonato Mundial de 1930, lo mas seguro es que se sorprenderá muchísimo. Cuero marrón áspero, 12 paneles cocidos a mano y la forma del balón que no se parece mucho a una bola ideal. Pero lo mas importante es el tiento o cordón que cerraba la boca del balón. Es lo mismo que se puede ver hasta ahora en el balón de fútbol americano. Solo que, si allá tiene una aplicación práctica (para que el balón gire), en 1930 simplemente no sabían coser el balón por dentro. Además, en el Campeonato Mundial de Uruguay cerraban la boca del balón con tiento grueso de cuero, que dejaba muchos rasguños en la frente de los futbolistas.

Es raro que esta estructura pesara menos que un proyectil actual: su peso oficial podía oscilar entre 368 y 425 gramos. Pero es importante tener en cuenta que el peso del balón aumentaba bruscamente en tiempo de lluvia: el cuero se hinchaba, lo que proporcionaba al balón poder, y su impacto en la cabeza con el cordón no auguraba nada bueno. Así jugaban las estrellas del fútbol mundial en los campeonatos del mundo.
En el primer campeonato mundial no hubo un balón oficial, jugaban, como en la calle, con el suyo. Todo terminó con una situación excepcional en la final: las selecciones de Argentina y Uruguay no pudieron ponerse de acuerdo, qué balón usar.
En el primer campeonato mundial no hubo un balón oficial, jugaban, como en la calle, con el suyo. Todo terminó con una situación excepcional en la final: las selecciones de Argentina y Uruguay no pudieron ponerse de acuerdo, qué balón usar.
Finalmente tomaron una sabia decisión: en el primer tiempo usar el Tiento argentino y en el segundo - el T-Model uruguayo.
En la final del campeonato mundial de 1930 en Montevideo (Argentina - Uruguay), el primer tiempo se jugó con el balón argentino y terminó con el marcador 1:2 a favor de Argentina. En el segundo tiempo, el balón ya fue uruguayo y los anfitriones primero se recuperaron y luego se adelantaron. Marcador final fue 4:2 a favor de Uruguay
En 1930 no hubieron cambios especiales tecnológicos en la fabricación de los balones. Con la excepción de que para el Campeonato Mundial de 1934 en Italia decidieron cambiar el hilo de cuero por hilo de algodón. Y en 1937 cambiaron el peso del balón hasta 410-450 gramos. Este estándar se conserva hasta hoy.
Haz rodar la bola
Durante 12 años de pausa entre los campeonatos del mundo, relacionada con los años militares de los 40, la tecnología ha avanzado significativamente. Durante el Campeonato Mundial de 1950 en Brasil los equipos jugaron con balones, que fueron notablemente mejores que los que existían antes de la guerra.

Los futbolistas ya no tenían que preocuparse por su frente: desapareció el cordón externo. El balón Duplo T se inflaba por una válvula interna. Aún se usaba cuero natural, el balón era cosido de 12 paneles, pero, gracias al forro entre la cámara y la cobertura exterior, tenía mas parecido a una bola. Además, empezaron a usar nuevos colores: naranja y blanco. Esto significativamente facilitó la vida de los espectadores, quienes ya no malograban su vista buscando un "cubito" marrón en el césped.
El balón de la Copa Mundial de 1954 en Suiza fue elaborado de 18 paneles de cuero. Hoy se puede ver en el museo de Frankfurt
En los últimos 12 años el número de paneles, de los que se cosía el balón, comenzó a crecer rápidamente: durante la Copa Mundial de 1954 en Suiza eran 18, y durante la Copa Mundial de 1958 en Suecia - 24.
En 1957 la FIFA por primera vez permitió a cualquier fabricante participar en el concurso de creación del balón del campeonato del mundo. La comisión de la FIFA, que constaba de cuatro personas, entre los cuales estuvo el representante de la URSS Valentín Granatkin, determinaba a los vencedores.
En 1957 la FIFA por primera vez permitió a cualquier fabricante participar en el concurso de creación del balón del campeonato del mundo. La comisión de la FIFA, que constaba de cuatro personas, entre los cuales estuvo el representante de la URSS Valentín Granatkin, determinaba a los vencedores.
De 102 balones sin símbolos de identificación fueron escogidos 10 finalistas. Después de dos horas de prueba el balón ganador fue el número 55, que resultó ser el Top Star sueco.

Una situación incómoda ocurrió en el Campeonato Mundial de 1962 en Chile. Los sudamericanos crearon el innovador balón naranja Mr. Crack, que no tenía paneles longitudinales, en su lugar aparecieron grandes hexágonos. Sin embargo, este producto no le gustó al árbitro inglés Ken Aston, que arbitraba el partido de inauguración. Después de una revisión a fondo del balón pidió a los organizadores inmediatamente encontrar el Top Star europeo, con el que jugaron en la Copa Mundial de 1958 y el Campeonato de Europa en 1960. Este incidente creó una serie de sucesos, cuando las selecciones europeas se negaron a jugar con el balón chileno. Finalmente, los hexagonales triunfalmente volvieron al campeonato mundial, pero después de ocho años.
El balón Challenge 4-Star, con el que jugaron en la final de la Copa Mundial de 1966 en Inglaterra, se perdió por 30 años, después "apareció" en el museo nacional de fútbol de Gran Bretaña. EN LA FOTO Los equipos de Alemania occidental e Inglaterra antes del partido final. Helmut Haller, quien se llevó el balón a su casa y jugaba con él con su hijo (después se aclaró), es el cuarto de la izquierda
El balón Challenge 4-Star, con el que jugaron en la final de la Copa Mundial de 1966 en Inglaterra, se perdió por 30 años, después "apareció" en el museo nacional de fútbol de Gran Bretaña. EN LA FOTO Los equipos de Alemania occidental e Inglaterra antes del partido final. Helmut Haller, quien se llevó el balón a su casa y jugaba con él con su hijo (después se aclaró), es el cuarto de la izquierda
En la Copa Mundial de 1966, en Inglaterra, el Challenge 4-Star fue el último en la lista de los balones de modelo antiguo. Como demostró el tiempo, era fantásticamente resistente al desgaste. La historia cuenta que el balón con el que jugaron la final los ingleses y alemanes se perdió. Después de algunos años se aclaró que se lo había llevado el alemán Helmut Haller, con el que durante muchos años jugó con su hijo en el patio. Solo en 1966 el balón en muy buenas condiciones (teniendo en cuenta el camino que siguió) apareció en el museo Nacional de fútbol de Gran Bretaña.
Tecnologías alemanas
Los alemanes realizaron una revolución en la fabricación de balones. El balón Telstar de la compañía Adidas por primera fue presentado en el Campeonato de Europa de 1968 y llegó a ser el balón de la Copa Mundial en 1970, en México. Un nombre original es una abreviación de "star of television", "estrella de la pantalla".

El balón no se parecía en nada a sus predecesores.
1
En primer lugar, largos paneles planos reemplazaron a 12 pentágonos y 20 hexágonos, lo que formaba realmente una bola, para aquel tiempo.
2
En segundo lugar, el balón cambió de color. Los pentágonos fueron negros, las demás partes - blancas. Estos colores no fueron elegidos por casualidad, en 1970 la Copa Mundial por primera vez se transmitió a colores. La esfera en blanco y negro era claramente visible en un fondo verde, lo que facilitó ver a los espectadores. Este color hasta hoy es el símbolo del fútbol. Justamente este balón se representa en muchas ligas y clubes.
3
En tercer lugar, los materiales fueron cambiados. La superficie seguía siendo de cuero, pero debajo tenía una capa sintética, lo que hacía del balón mas resistente a la humedad.
El balón Telstar se convirtió en el principal para toda una generación de balones de los campeonatos del mundo. Su carcasa de 32 paneles se uso hasta el año 2006.

En el torneo de 1974, en Alemania, se uso Telstar Durlast, que no se diferenciaba en nada de su antecesor. En Argentina en 1978 se utilizó Tango - el mismo Telstar, pero con colorido, cuya base se uso en los balones durante 20 años. Fue cubierto por 20 triadas, lo que según los autores, simbolizaban la dinámica y la pasión. Este colorido fue la base para la mayoría de los balones de los siguientes campeonatos del mundo.
El balón de la Copa Mundial de 1982 en España, por primera vez en la historia fue fabricado de cuero y sintéticos. Una capa especial de poliuretano le permitía repeler el agua. EN LA FOTO 3 de marzo de 1982 Balones elaborados especialmente para el campeonato. En primer plano está el modelo de muestra ampliado
Durante la Copa Mundial de 1982 en España los fabricantes demostraron una novedad. Por su forma externa era el mismo balón que en Argentina, los creadores, incluso, no le pusieron un nuevo nombre y lo bautizaron como Tango España. Sin embargo, este balón por primera vez fue fabricado de una mezcla de cuero natural y materiales sintéticos. Tenía una capa de poliuretano que repelía el agua. Para la Copa Mundial de 1986 en México Adidas lanzó el Azteca - el primer balón hecho totalmente de sintéticos. Aparentemente era parecido a Tango, pero las triadas se representaron al estilo de frescos aztecas. Con este balón Diego Maradona marcó el "gol del siglo" y gol "La mano de Dios".

Hasta fines del siglo XX los balones en general no cambiaron. Poco a poco se elevaba la calidad, crecía la resistencia al desgaste y a la humedad.
El último balón de la serie tango, Tricolore en la Copa Mundial de 1988 en Francia, fue rellenado de espuma sintética, la que regulaba la distribución de energía al golpear. EN LA FOTO Un futbolista de la selección de Dinamarca lleva el balón en el juego durante el partido con Arabia Saudita
El último balón de la serie legendaria fue el Tricolore de la Copa Mundial de 1998 en Francia. Durante su creación se usó espuma sintética, que distribuía la energía en el momento del impacto. Además, dejó de ser monocromo, las triadas clásicas de Tango fueron azul y rojo. Este balón fue el último con el colorido de Tango.

En el año 2002 la Copa Mundial se celebró en Japón y Corea del Sur.
El balón de este torneo, Adidas lo creó durante tres años. Por última vez se uso la "clásica" estructura de 20 hexágonos y 12 pentágonos.
El balón de este torneo, Adidas lo creó durante tres años. Por última vez se uso la "clásica" estructura de 20 hexágonos y 12 pentágonos.
Fevernova tenía el tamaño máximo permitido (70 cm de circunferencia y 450 gramos de peso) y dentro tenía una capa de espuma sintética. El balón es recordado por que era impredecible: a menudo las trayectorias sorprendían no solo a los porteros, sino también a los delanteros.

En este mundial el balón por primera vez desde 1978 completamente cambió su diseño. El balón estaba cubierto por una fina malla de cientos de hexágonos, sobre la cual se lucía la imagen de llamas de fuego en marco dorado.
Según las leyes de la termodinámica
Una nueva página en la historia abrió +Teamgeist en la Copa Mundial de 2006. Fue fabricado de 6 paneles, que remotamente recordaba el número ocho, y de ocho triadas grandes. Se consideraba que esto debía mejorar la exactitud del impacto y el control del balón. Por supuesto, aquellos que golpeaban de punta no notaban la diferencia, pero los expertos valoraron altamente la novedad. Con la nueva tecnología de termo pegamento el problema de impermeabilidad prácticamente fue resuelto: ahora con la absorción del agua el peso del balón aumenta no mas de un décimo por ciento. También es curioso el nombre - el "+" tiene una aplicación práctica. Está destinado a que la constante expresión alemana Teamgeist («espíritu de equipo») no se pueda usar como marca propia.

En el año 2010 la Copa Mundial por primera vez se celebró en África. El balón del torneo en Sudáfrica recibió el nombre de Jabulani, que en el idioma zulú significa "celebrar". La fiesta se reflejó también en la apariencia externa: 11 colores personificaban al equipo de fútbol, así como los 11 idiomas de Sudáfrica. Esta vez, el balón fue fabricado de 8 paneles unidos con termo pegamento, lo que aumentó la cantidad de comentarios al estilo "es un balón a control remoto".
Una empleada de la fábrica Forward Sports fijando la costura termo sellada del balón Brazuca. 28 de enero de 2014, Sialkot, Punyab, Pakistán
Finalmente, el balón de la Copa Mundial-2014 Brazuca fue el más revolucionario, como lo describió su propio creador. Por supuesto, Adidas no reveló los secretos, pero se conoce que el balón fue fabricado por una "tecnología innovadora" y consta de seis paneles de poliuretano, unidos también por costuras termo selladas innovadoras. "La superficie texturizada especial proporciona un excelente agarre y aerodinámica en el campo", dice en su descripción.

El balón fue innovador también en otro campo: por primera vez el nombre escogieron los aficionados. Brazuca fue adornada con cintas de tres colores, que simbolizaban las "pulseras de deseos", que acostumbran usar en Brasil.
En Adidas el balón Brazuca lo llamaron revolucionario: fue creado por una tecnología innovadora con costura termo sellada especial y una superficie de textura especial. Los empleados de la fábrica Forward Sports cosen a mano los paneles del balón Brazuca. 28 de enero de 2014, Sialkot, Punyab, Pakistán
Un empleado de la fábrica Forward Sports realiza en una maquinaria especial el control técnico del balón recién fabricado. 28 de enero de 2014, Sialkot, Punyab, Pakistán
Un empleado de la fábrica Forward Sports realiza en una maquinaria especial el control técnico del balón recién fabricado. 28 de enero de 2014, Sialkot, Punyab, Pakistán
Balones de la Copa Mundial